Facebook y Twitter se unen a Google para combatir las noticias falsas en las redes sociales

La última polémica en torno a cómo el algoritmo de Facebook coló en los trending topics de la red social una noticia falsa sobre el 11 de septiembre ha puesto en el ojo del huracán a la red social. Con el ánimo de combatir este tipo de sucesos, Facebook y Twitter han unido fuerzas con la First Draft Coalition, tal y como ha anunciado Jenni Sargent, directora general de la coalición.

Esta iniciativa fue puesta en marcha en junio del 2015 con el apoyo del Google News Lab. Su objetivo es el de crear un código voluntario de conducta, promover la lectura de noticias entre los usuarios y poner en marcha una plataforma para que se puedan verificar las noticias cuestionables, algo que ayudaría a detener la influencia de ciertos HOAX en las redes sociales.

Los más de 30 medios internacionales y organizaciones que se han ido uniendo a la iniciativa se comprometen a compartir sus conocimientos, el desarrollo de políticas y la elaboración de métodos para formar sobre cómo los periodistas usan las redes sociales para encontrar y reportar noticias.

“La red de socios de First Draft representa una oportunidad importante para que la industria de la información trabaje unida en favorecer mejores prácticas, formación, investigaciones y más”, ha declarado Áine Kerr, gerente de asociaciones de periodismo de Facebook. “Estamos muy contentos de ayudar y apoyar a las redacciones expertas en el uso de contenido de testigos”.

Las redes sociales necesitan credibilidad

Es un problema común en la mayoría de redes sociales que es cada vez más difícil distinguir las noticias reales de las falsas, y más todavía cuando muchos medios lanzan sistemáticamente titulares que contradicen la información o replican HOAX populares para ganar unos cuantos clicks. Y qué decir del clickbait, al que Facebook ya ha declarado la guerra penalizándolo en su algoritmo.

Y es precisamente Facebook la que mayor responsabilidad tiene al contar con una base de 1.700 millones de usuarios. La sospecha de que manipulaba la información hizo que despidiese a su equipo editorial humano, una decisión que acrecentó sus problemas por culpa de un algoritmo de trending topics que lleva semanas poniéndoles en el ojo del huracán.

Aún es pronto para saber de qué manera el unirse a la First Draft Coalition, pero por lo menos es un indicativo de que tanto ellos como Twitter y otros nombres propios adheridos, como el New York Times o la CNN están preocupados por la proliferación de noticias falsas en la red y quieren sentar un código de buenas prácticas para combatirlas.

 

fuente: genbeta