Me robaron mi pagina web

Me robaron mi pagina web, contrate un programador o diseñador web y no quiere darme los claves a mi sitio ni mi dominio, esto es un robo!

Lamentablemente este tipo de cosas pasan con cierta frecuencia, tanto que decidimos publicar esta información con el fin de informa y ayudar a la gente. El enredarse con un proveedor poco ético y la ignorancia por parte del cliente son cosas que pasan en México. En nuestra agencia de diseño y desarrollo web recibimos muchos prospectos y clientes que no solicitan asesoría y/o ayuda, algunos de ellos se quejan de que les robaron su dominio o su pagina web en nuestra experiencia esto le sucede a 1 de cada 5 clientes.

Pero esto no es siempre es así, existen varios tipos de acuerdos comerciales los cuales con frecuencia son mal interpretados por el cliente o en algunos casos el proveedor no es lo suficiente mente claro.

Expondré dos casos en particular para ilustrar los ejemplos:

Primer caso Un cliente acude con nosotros para pedir ayuda relacionada con su página web por que la persona que inicialmente a desarrollo su sitio web le está cobrando honorarios muy elevados con relación a los honorarios pactados inicialmente, nosotros le ofrecimos nuestra ayuda sin embargo al preguntarle por los accesos al servidor o sitio web, el cliente dijo no tener conocimiento de ello.

Lamentablemente sin acceso al control del dominio o las claves de accesos del servidor no hay forma de ayudarle a recuperar su pagina web. Esto es el equivalente a llegar a nuestro automóvil y darnos cuenta de que no tenemos con nosotros las llaves, en este caso metafórico lo mejor que puede hacer es llegara contactar a la persona que le vendió el automóvil en su defecto a la agencia que distribuye estos autos para preguntar si le pueden ofrecer algún duplicado de la llave o alguna opción emergente para encenderlo. Técnicamente hablando lo que usted deberá hacer es llegar a algún acuerdo con su proveedor inicial para que le transfiera el dominio y los archivos de su página web.

Esta historia tiene un final triste, ya que proveedor inicial exigía una fuerte suma de dinero por transferir el dominio y al ser un “FreeLancer” diseñador independiente generalmente cobran en efectivo y no aceptan cheques o depósitos mucho menos emiten comprobantes fiscal y sin este comprobante legal es muy difícil llevar una demanda legal. La ignorancia en la mayoría de los casos es la responsable de estos lamentables resultados.

Segundo Caso Una empresa nos contrata para que realicemos su sitio web, esta empresa estaba integrada 4 socios, pero solo un socio esta al tanto de la supervisar todo lo relacionado con el sitio web, por ende se le proporcionaron todos los acceso así como las claves maestras del control de dominio, servidor y sitio web. Este miso individuo poco después de luego de renunciar a la empresa transfirió el dominio de la empresa a su cuenta personal. Quizá de manera poco honorable o quizá por la falta de atención de los demás socios. Cuando la empresa se da cuenta de esta acción, inmediatamente reclaman a nuestra compañía, pero al explicarles la situación y que nosotros éramos totalmente ajenos a esta acción, entendieron que su situación se debía a su falta de atención o descuido administrativo interno.

Si el echo de que algún estudiante, diseñador independiente, Free lance o agencia de desarrollo web no registre mi dominio a mi nombre o al representante legal de nuestra compañía, o bien no me proporciones mis calves de domino, servidor o portal web, es responsabilidad de nosotros mismos. Nadie de vera estar mas interesados de esto mas que nosotros mismos.

En nuestra experiencia las mejores soluciones se llegan pactando, recuerde mas vale un mal trato que un buen pleito. 

adicional mente pida asesoría legal ya que en los últimos meses habido cambio en las leyes mexicanas en cuestión a los servicios digital y de Internet.

Nuestra Recomendación:

Deje que un experto realice su trabajo y obtenga un diseño Web profesional para garantizar el retorno de su inversión y el incremento en sus ganancias. Recuerde invertir en conocimiento nunca es un gasto por el contrario siempre reditúa. Contáctanos, asesoría telefónica sin compromiso.