Posicionamiento en Buscadores

¿Por qué quieres que la gente visite tu sitio web? Con esta pregunta quiero hacerte ver que el posicionamiento tiene un objetivo.

Historia del posicionamiento en buscadores

El SEO no es algo que se haya iniciado hace un par de años como muchos piensan, existe desde mucho antes de que apareciera Google en escena. En sus inicios la única forma de aparecer en los buscadores era gracias a un botón Add URL que había al final de las páginas de muchos buscadores como Altavista.

En el año 2000, debido al boom que sufrió Internet, tanto en usuarios como por la burbuja que se produjo en aquellos años, muchas empresas se dieron cuenta de que invertir en publicidad a grandes precios no era rentable y comenzaron a investigar cómo aparecer entre los primeros resultados de los buscadores, ya que todos aquellos buscadores en los que se podía comprar los primeros puestos estaban dejando de funcionar. Ahora todo era algoritmos automáticos y, como cualquier fórmula matemática, se tenía que poder realizar ingeniería inversa y sacar cuáles eran los factores para aparecer.

Hay que tener en cuenta que, según los últimos estudios, un 95% de los usuarios de Internet en España buscan… ¿pero realmente encuentran?. Además, un 4% de las visitas que llegan por los buscadores se convierten en clientes fieles y 1/3 de los que buscan creen que si estás arriba en los resultados de búsqueda es que eres relevante o líder del sector.

Eso sí, hoy en día si sumamos el tráfico que genera Ask, Google, Live y Yahoo! tenemos el 99% de la cobertura en la mayoría de países, por lo que el posicionamiento hay que pensarlo para esos 5 motores de búsqueda ya que el resto de los que haya utilizará técnicas de indexación y ranking similares o estos mismos buscadores.

Por qué aparecer primero, segundo o tercero

Uno de los estudios que se hacen sobre los resultados de búsqueda son los de eye-tracking, basándose en los puntos en los que una persona mira la pantalla cuando realiza una consulta.

Como puedes ver, tampoco hay mucho más que decir que aparecer entre los 3 primeros resultados te asegura la mayor parte del tráfico de esa consulta.

Nadie puede asegurar tu lugar

Muchas empresas que se dedican al posicionamiento te aseguran que son capaces de situar tu sitio y mantenerlo allí por una cuota mensual. Otras te ofrecen un servicio mediante el cuál añades un código en el sitio y automáticamente sales posicionado… ¡CUIDADO!. Lo mejor es que el posicionamiento lo haga el propietario del sitio web con su equipo de desarrollo propio o de confianza, aunque, lógicamente, esto es sólo una recomendación para que no tengas problemas futuros.

Existe una desconfianza en el mundo SEO debido a aquellos que han querido aprovechar muchos rumores y desconocimiento, por lo que la primera fase antes de comenzar cualquier estrategia es aplicar una mínima serie de conceptos básicos que te ayudarán a dar los primeros pasos.

Lo importante son los contenidos

Un sitio web ha de ser dinámico, ha de cambiar cada cierto tiempo… La época en la que únicamente había páginas corporativas que no se actualizaban en meses ha finalizado. Ahora lo que se llevan son los contenidos dinámicos, la actualidad y sobretodo los contenidos originales…

Ten en cuenta que aunque pueda parecer algo obvio, los motores de búsqueda quieren tener contenidos que no estén duplicados, por lo que el factor más importante es el que puedas aportar a la red como generador de contenidos, ya sea en formato textual, de imágenes, vídeos…

Contenidos Originales

El secreto de un sitio web son sus contenidos y principalmente que estos contenidos sean originales, básicamente porque ¿de qué me sirve tener contenidos que otros ya han publicado? Además los buscadores saben encontrar cuál de todos es el contenido original y, posiblemente, llegarán a penalizarte por haberlo copiado.

Un sitio se vuelve importante debido a este tipo de contenidos, a generar información que, al fin y al cabo, es lo que los buscadores quieren: organizar la información mundial (tal y como la filosofía de Google se presenta).

Conseguir esto es muy sencillo. Un sitio se puede hacer por muchas razones… puedes tener la web de tu empresa que, lógicamente, tiene sus propios contenidos ya que ofrecerá los productos o servicios propios; podrías tener tu medio de comunicación que puede dar información de otros pero siempre adecuándola a tu manera de ver lo que ocurre y lo que quieres informar; también puedes hacer un blog y en este caso lo más probable es que expliques tus experiencias y lo que te ocurre, es decir, tus propios contenidos… Ahora párate a pensar… ¿de qué sirve explicar algo que ya han explicado otros y encima más tarde sin aportar nada nuevo? Los usuarios no son tontos y acaban dándose cuenta de que no están en la fuente original…

Qué debes saber

Antes de comenzar a ponerse a estudiar todo lo referente al posicionamiento en buscadores es bueno tener una formación previa en:

  • HTML: tener conocimientos avanzados de HTML (es decir, conocerlo completamente) y saber editarlo desde un editor de texto plano es básico.
  • Programación: aunque no es indispensable, hoy en día es básico saber PHP o ASP y conocer algún tipo de base de datos como MySQL o SQL Server.
  • Buscadores: hay que saber cómo funciona un buscador de forma general: indexación, recuperación de información, ordenación, algoritmos
  • Redacción: es importante saber escribir bien y tener unos mínimos conocimientos editoriales (es muy recomendable tener un blog personal y actualizarlo).

 ¿Por dónde empezar?

Antes de comenzar a optimizar el sitio web en cuestión, debes aplicar una serie de pasos y estados para saber a qué te enfrentas, qué es lo mejor para el sitio, ver la globalidad del sitio en Internet.

A quién va dirigido el sitio web

Lo primero que has de hacer antes de empezar a plantearte el sitio u optimizarlo es definir elementos varios como qué formación, idiomas o edad tienen los usuarios potenciales, si quieres realizar B2B (vender a empresas) o B2C (vender a clientes finales), geolocalizar el sitio (ámbito internacional, nacional, regional, local…), si vas a aplicar un único o varios idiomas…

Qué buscan para encontrarte

¿Te has preguntado alguna vez qué busca la gente para encontrar tu sitio web? Te recomiendo que sigas unos pasos para saberlo:

Listado propio de palabras

Que la persona que solicita el estudio realice una lista de palabras por las que cree que debe aparecer. Esta lista puede incluir palabras genéricas, productos, etc…

Listado de amigos y conocidos

Por ejemplo, si en la empresa hay varios trabajadores, solicítales una lista de las palabras clave por las que cree que debe aparecer. De esta forma, a clientes, amigos y conocidos también se les podría pedir la lista.

Listado de herramientas de palabras clave

En la red hay herramientas en las que les puedes dar una página web y te sacan un listado, o les das una palabra genérica y te devuelven listas de palabras relacionadas.

Registros del servidor + estadísticas de referentes

Los servidores web guardan todo lo que ocurre en los sitios web y ahí se puede comprobar habitualmente las palabras clave por las que los usuarios llegan actualmente al sitio.

Qué palabras usa la competencia

Si la competencia está usando determinadas frases de búsqueda hay que pensar si lo está haciendo a conciencia o sin querer, y tener en cuenta las mismas.

El “ frases largar

La larga cola es aquella lista de palabras, de combinaciones, que si la sumamos, aunque sean pocas búsquedas, pueden suponer hasta la mitad de las búsquedas realizadas frecuentemente.

El realizar este listado de palabras es para darte una idea de qué conceptos son a los que relaciona la gente con tu sitio web, y no palabras por las que debes posicionarte… no existe el posicionamiento de palabras clave, existe el posicionamiento de sitios web.

Hay que tener en cuenta que elegir una combinación de palabras u otra puede llevar a tener hasta un 20% más de tráfico, así que cuida mucho las que decidas utilizar.

Errores comunes

Habitualmente cuando se quiere posicionar un sitio es porque ya tenemos uno hecho. Con frecuencia los sitios son complicados de modificar pero vale la pena aplicar ciertos cambios contra los errores más comunes:

  • Poner en la página principal un Flash

los robots de búsqueda no saben indexar Adobe Flash (al menos no como quisiéramos) y por ello no es bueno comenzar una página web con esta tecnología. Esto no implica que no se pueda utilizar para determinados detalles, como algún botón o similar dentro de la web y a modo decorativo, pero hay que recordar que la web es hipertextual y el Flash es multimedia.

  • Banderas de idiomas

algo que no le gusta a los motores de búsqueda es que la página principal sea una lista de enlaces a varios idiomas. Lo ideal es que una página esté en un idioma y, si hay que añadir más, se haga en subdominios con el código del idioma. Por ejemplo, nuestro www.pagina.dom podría ser en español y podríamos crear ca.pagina.dom para catalán, eu.pagina.dom en euskera, en.pagina.dom en inglés… Otra opción es tener un dominio específico para cada idioma / país (www.pagina.es, www.pagina.fr…).

  • Sitios web con frames (o marcos)

antiguamente, debido a que no había lenguajes de programación web avanzados, era muy común realizar páginas con “frames” (o marcos) de manera que siempre teníamos una parte del sitio estático y otro que mediante enlaces variaba… Estas páginas son complicadas de posicionar ya que se indexan por separado, cosa que complica el trabajo a los motores de búsqueda.

  • Sitios web pesados

con esto me refiero al tamaño de las páginas (al HTML). Los robots de búsqueda sólo quieren la “chicha”, los contenidos, por lo que es interesante aplicar nuevas tecnologías al mostrar las páginas por pantalla, como el XHTML y CSS, en contra de recurrir al anticuado HTML. Estas nuevas tecnologías suelen dar mejor resultado a la hora de indexarse.

  • La página sólo tiene navegación por imágenes

es muy habitual que, por efectos especiales, se hayan incluido en las opciones y navegación imágenes en contra de texto. Esto hace que una web sea más complicada de indexar ya que, como comentaba antes, la web es hipertextual. Otra opción que suele haber es la del menú hecho con Javascript que tampoco ayuda a la indexación.

  • Ventanas emergentes (o popups)

los robots no suelen ser capaces de leer la información que hay en páginas que se abren en ventanas emergentes. No hay que confundirlo con abrir en una ventana nueva, que sí sería indexable.

  • Dejar las páginas con un mismo titulo o sin él

teniendo en cuenta que en los resultados de búsqueda es donde el usuario pulsa, es importante que sea correcto.

Este es un primer resumen de las cosas que no se deberían hacer en sitios si queremos que sea muy indexable.

Rankings: Factores

En la actualidad cada motor de búsqueda tiene sus propios factores de posicionamiento en sus resultados. Los primeros buscadores se basaban en el contenido de los meta-tags, más adelante en el contenido de la página y, en la actualidad, se tienen en cuenta tanto los factores internos como los factores externos.

Los primeros son los que tenemos bajo control ya que responden a lo que podemos hacer en el sitio web… títulos, hosting, contenidos, tecnología…

Los segundos corresponden a los que no tenemos bajo control total ya que se encuentran fuera de nuestro sitio y que principalmente son los enlaces externos que otros sitios puedan hacer sobre nuestras páginas.

Navegabilidad

Un detalle que hay que tener en cuenta, aunque no afecte al posicionamiento, es el de la usabilidad del sitio. Cuando alguien llega desde un buscador hay que darle la mayor cantidad de facilidades para que se quede y no cierre el navegador o se vaya a otro resultado de búsqueda. Por esto hay que hacer hincapié en la usabilidad del sitio.

Lo primero que hay que revisar es la página principal. Ésta no ha de ser una página de esas con un Flash y un continuar porque perdemos navegabilidad y, lo peor, si un usuario llega buscando algo y en esa página no está lo que busca se marchará, lo que significa que los esfuerzos de posicionamiento no habrán servido de nada.

Lo ideal es que la navegación esté en un lugar “habitual” para los usuarios, es decir, en los laterales (visible en el primer “pantallazo”) o en la parte superior de forma horizontal. Los enlaces deberían ser como ya he comentado: hipertextuales.

Otro tema que hay que tener siempre en cuenta al hacer un sitio web (tanto para el usuario como para los robots de búsqueda) es que no sea necesario el uso de las “flechas” de adelante y atrás que tienen los navegadores. Hay que tener en cuenta que un robot de búsqueda no tiene esos botones y que un “back” en Javascript tampoco sirve, lo que nos da pie a que sea “casi obligatoria” una forma sencilla de volver a la sección “padre” de la que nos encontremos. Por ejemplo los blogs que de forma habitual, cuando entras en un artículo, siempre tienen enlaces a las categorías en donde está además de tener el logo o título enlazado a la página principal.

Estos detalles son importantes ya que si un buscador o un usuario llega a una página concreta del sitio, que no la principal, ha de tener todos los medios necesarios para poder navegar el sitio de la mejor forma posible, y ha de tener enlaces a toda la estructura del mismo.

De todo esto se extrae un conclusión importante: el sitio web ha de estar muy bien estructurado, en forma de árbol principalmente, para que todo esté organizado de la mejor forma posible: hay que organizar la información (página principal, categorías, subcategorías, contenidos…).