Los riesgos que ocultan los asistentes inteligentes en el hogar

Los asistentes inteligentes en el hogar han sido protagonistas este año. En nuestro país ya disponemos de Google Home y muy pronto de HomePod, de Apple. A finales de 2018, si nada falla, aterrizará Amazon Echo. Aunque nos hagan la vida más fácil, el usuario no debe perder de vista un asunto clave: los riesgos que entrañan.

Tal y como recuerda Panda Security, son dispositivos vulnerables en el mundo del Internet de las Cosas (IoT). «A priori, no se trata de ningún error por parte de sus desarrolladores. Lo que ocurre cada vez que el uso de una tecnología se convierte o va a convertirse en masivo es que los ciberdelincuentes vuelcan todos sus esfuerzos en encontrar vulnerabilidades. Así, consiguen sacar rendimientos económicos en forma de robos y extorsiones», advierte Hervé Lambert, Consumer Global Operations Manager de Panda Security.

Los asistentes inteligentes se conectan con otros dispositivos que usamos en el hogar, como por ejemplo una alarma, webcams, nuestro ordenador o el móvil. De esta manera, a los los hackers no les hace falta vulnerar la seguridad de HomePod, Amazon Echo, Google Home o Movistar Home, ya que son capaces de entrar en los hogares accediendo a cualquier otro dispositivo que esté conectado a al asistente inteligente. De esta manera, pueden hacer pedidos a Amazon o incluso desactivar la alarma de la casa.

Otro de los riesgos que entrañan los altavoces inteligentes y asistentes de voz son los «ataques delfín» (del inglés Dolphin Attacks). Por medio de este ciberataque, los delincuentes son capaces de generar un sonido imperceptible para el oído humano que se traduce en un comando de voz en estos dispositivos.

Aunque todavía no se ha producido ninguna inyección de malware en un «smart home» por medio de los ataques delfín, los expertos de Panda Security apuntan a que es muy probable que en algunos años se diseñen ataques de «ransomware» o inyecciones de código malicioso para estos dispositivos.

Cabe reseñar, también, que estos dispositivos se basan en Inteligencia Artificial (IA) y son capaces de almacenar todo el historial de peticiones para que se anticipen a las necesidades de sus usuarios. Esto entraña, a su vez, otros ciber riesgos: los hackers pueden acceder a la nube en la que se almacena toda esa información.

Desde Panda Security recuerdan que hay que tratar toda la información que se maneje con los asistentes inteligentes con la mayor precaución posible. Los riesgos, de hehco, s epueden minimizar si el usuario añade además una capa de seguridad que vigile estos dispositivos y demás conexiones a Internet del hogar.

 

fuente: https://www.abc.es/tecnologia/redes/abci-riesgos-ocultan-asistentes-inteligentes-hogar-201809181816_noticia.html#ns_campaign=mod-outbrain&ns_mchannel=abc.es&ns_source=organico&ns_linkname=desktop-tablet&ns_fee=AR23_1fila